Pescado a la sal del Restaurante Juan Abril

LOS PESCADOS A LA SAL
En la cocina de Restaurante Juan Abril, procuramos ser siempre muy respetuosos con las recetas tradicionales y la elaboración de los guisos de toda la vida, especialmente los arroces. Con ello, además de rendir un merecido tributo a nuestras abuelas y su buen hacer entre los fogones, pretendemos establecer un camino diferenciador respecto de la comida rápida, básicamente importada de culturas ajenas a la sana y sabrosa Dieta Mediterránea.

En algunos casos, como el que nos ocupa, la elaboración en sí misma, por ser muy sencilla, no es la característica principal del plato. En los pescados a la sal, lo principal es la calidad del producto. Pescado fresco, traído preferiblemente de laLonja de Altea que siempre es garantía de calidad y frescura y la sal adecuada. La lubina a la sal está siempre disponible en nuestra carta. Sin embargo, en su visita diaria al mercado, Juan Abril también suele ofrecer otras opciones.

LA RECETA

Su preparación, puede resumirse así: No hay que desescamar el pescado (al trincharlo y servirlo la piel se separa fácilmente). Dejando la cabeza y la cola se limpia la tripa sin hacer un agujero demasiado grande para evitar que la sal entre en exceso dentro de la pieza. En una bandeja apta para horno, se hace una cama de sal gorda de las de hacer salazón, se coloca el pescado y se cubre de sal humedecida para facilitar su configuración compacta y se mete en el horno previamente precalentado. El tiempo en el horno, depende del tamaño de la lubina y de la temperatura del horno. Como orientación, podemos decir que va bien poner el horno a 180 grados aproximadamente y dejarlo cinco minutos por cada 100 gramos de pescado. Al trinchar se quita la sal, que habrá quedado como una costra, se separa la piel y se sirven los lomos. Así de fácil, así de rico y así de sano.

El toque especial se lo ponemos en el Restaurante Juan Abril. Buen provecho.

Deja un comentario