Gastronomía típica en la zona. Todos los Santos VS Halloween

TODOS LOS SANTOS Y HALLOWEEN

Siendo papa de la Iglesia Católica Gregorio III, allá por el siglo octavo de nuestra era, se instauró entre los creyentes el Día de Todos los Santos, con la intención de honrar a todos los santos, conocidos y anónimos. Esa fiesta se celebra el 1 de noviembre y en la tradición católica goza de absoluta vigencia hasta el punto de ser día festivo. En el calendario laboral español aún lo es.

Dentro de la misma tradición, al día siguiente, 2 de noviembre La Iglesia Católica celebra el día de Difuntos, que desde el punto de vista religioso sirve para recordar a nuestros muertos. Como dato de interés, los mexicanos celebran este día como el Día de los Muertos.

En esa línea, la cultura anglosajona, la noche del 31 de octubre celebra Halloween.

La presencia del cine y la televisión y la globalización extendida por el mundo, con especial influencia proveniente de los EE.UU ha hecho que esta fiesta sea ya patrimonio de todo el planeta.

Con el indudable tirón comercial de unas fechas con escasos motivos de celebración, ya no existe rincón en el mundo que no aproveche esta coyuntura para disfrazarse y decorar sus establecimientos con todo tipo de recursos relacionados con:

  • el terror
  • la muerte
  • los vampiros
  • los fantasmas
  • los zombies
  • brujas
  • etc

Gastronómicamente estas fechas tienen pocas cosas en común, aunque es cierto que en algunos lugares de nuestro país, son tradicionales:

  • los buñuelos de viento (dulces fritos hechos con harina, huevo y mantequilla)
  • los huesos de santo (dulces de almendra y azúcar emparentados con el mazapán)

En la tradición católica general, hay quienes son reticentes a esta invención americana, por considerar avasalladora la fuerza con que Halloween ha irrumpido en nuestras vidas. Dicen que ha fagocitado nuestras tradiciones. Es tan fuerte la manera con que se ha enraizado en nuestra cultura, que a quienes no son amantes de esta fiesta, más les vale tener una actitud más resignada. Halloween ha venido para quedarse.

En la zona de la Costa Blanca hay costumbre de visitar la Fira de Tos Sants de Cocentaina, que tiene casi un siglo de tradición. Se visitan los difuntos en los cementerios, después de una previa preparación durante la semana, y se viste todo el mundo de “punta en blanco”.

En Restaurante Juan Abril te esperamos con los mejores arroces, carnes y pescados para esta época.

Feliz puente.

Deja un comentario